La kinesiología es una terapia natural que evalúa la respuesta de los músculos para detectar desequilibrios en el organismo, y prevenir trastornos, o corregirlos, con el tratamiento más adecuado para el paciente.

Dentro de los beneficios de la kinesiología, los defensores de esta terapia señalan una amplia lista de aplicaciones clínicas que abarcan diferentes campos. Algunas de sus indicaciones para el tratamiento de diversas afecciones son:

Problemas en el aprendizaje y la comprensión: se trabaja con el paciente para reducir sus dificultades a la hora de aprender que, en ocasiones, son fruto de la falta de concentración y de memoria, circunstancias que también atiende la kinesiología.

Estrés y ansiedad: rebajar los niveles de estrés y ansiedad tan dañinos para la salud es otro de los aspectos con los que se trabaja.

Trastornos musculares: la kinesiología ayuda a mejorar el tono muscular, así como a potenciar la coordinación en el trabajo de los diferentes grupos musculares. Además, aumenta la oxigenación de la musculatura.

Recuperación muscular: debido a que mejora el estado general de los músculos, la kinesiología reduce el tiempo de restablecimiento muscular tras una actividad deportiva. Aunque los profesionales del deporte son los más interesados, cualquier persona notará la mejoría en sus actividades diarias. En este sentido, también es muy interesante en periodos de convalecencia tras una lesión muscular.

Motricidad, coordinación, lateralidad y postura corporal: las personas que tienen problemas en estos aspectos consiguen mejorarlos ampliamente.

Conflictos en el comportamiento interpersonal: la kinesiología ayuda a identificar los bloqueos que impiden o dificultan las diferentes relaciones interpersonales y la forma de comportarnos con los demás, y también con nosotros mismos.

Dolores y tensiones leves: esta terapia puede resultar un suave analgésico, ya que consigue reducir o eliminar diferentes molestias básicas.

Abatimiento o fatiga: cuando una persona siente falta de energía o de ganas de hacer cosas, puede encontrar alivio en la kinesiología.

Problemas psicosomáticos: como actúa tanto en cuerpo como en mente, la kinesiología es apta para tratar esos problemas o dolores que sentimos en el cuerpo, pero cuya causa real se encuentra en un desajuste mental.

La kinesiología se presenta como una terapia bastante segura, siempre y cuando se utilice “de forma respetuosa y responsable”. Por este motivo, y como siempre recomendamos, es fundamental ponerse en manos de un experto cualificado.

KINESIOLOGÍA

Si estas interesado en información, una guía o servicio profesional, contacta con CONCHI CANOVAS. Kinesióloga desde 2005, haciendo consultas privadas en varios centros y en su consulta. Formada en masaje energético en 2008 y otras terapias complementarias.

CONCHI CANOVAS
CONCHI CANOVAS
Instructora de Chi Kung, el arte de mover la energía hacia la sanación, desde hace 20 años. Enseña encontrar através del movimiento la armonía interior, anclandonos en el presente y el arte del soplo vital, respiraciones para sanar el estrés, dolores musculares, ansiedad y malestar en general. KINESIOLOGA desde 2005, sanando a través de técnicas de liberación emocional, tapping, cambios posturales y de nuestra mirada. Ayuda a Desatar el poder de la mente a través de MÉTODO ALPHA, para poder cambiar los comportamientos no deseados, creencias limitantes y conseguir todos lo retos que te propongas. Método avalado por la academia europea de NEUROCIENCIA.